Febrero 9, 2018
Lo que pasa en el sector
Seguimiento de la campaña

La seca no da tregua: la soja ya perdió 4 millones de toneladas

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires continúa ajustando los pronósticos de producción porque las lluvias no llegan. El USDA se movió en la misma línea.

Fuente de la imagen: 
Google.com

La campaña 2017/18 de soja y maíz había arrancado con muy buenos pronósticos, pero lamentablemente el clima no acompañó a la zona núcleo y los recortes productivos ya son una realidad.

 

Ayer la Bolsa de Cereales de Buenos estimó que la producción de la oleaginosa sería de alrededor de 50 millones de toneladas, bajando 1 millón de toneladas respecto a la semana previa y 4 millones de la estimación inicial.

 

Esta producción implica un rinde promedio nacional de 29,05 quintales por hectárea, que se encuentra por debajo del promedio de los últimos 5 años, que es de 29,64 quintales.

 

"La merma productiva se produce porque el 40% de los cultivos están transitando la etapa crítica para la determinación de rindes y un 76,1% se encuentra con una condición hídrica entre seca y regular", detallaron desde la entidad.

 

Además, hay que tener en cuenta que la oleaginosa perdería 7,5 millones de toneladas respecto de la campaña anterior porque en la actual ya arrancó con una baja del área sembrada.

 

En lo que respecta al maíz, en la última semana finalizó la siembra 17/18 y se logró implantar 5,4 millones de hectáreas, un 5,9% más que en la campaña previa. Pero aquí la sequía también está haciendo de las suyas porque, según la Bolsa de Cereales, la producción total sería de 39 millones de toneladas, lo que representa un recorte de 2 millones de toneladas.

 

El rinde estimado sería de 76,45 quintales, bastante por debajo del promedio de los últimos 5 años, que se ubicó en 78,08 quintales.

 

El motivo es que gran parte de los lotes de maíz temprano continúan llenándose granos bajo reservas hídricas irregulares. Otro dato a destacar es que sobre las zonas núcleo norte y sur se espera que durante las próximas semanas comience la cosecha.

 

Ahora, en cuanto a los pronósticos climáticos, por el momento no son muy alentadoras; si bien se esperan algunas lluvias y tormentas para los próximos días, el agua estaría llegando tarde para el cultivo de soja. Por otro lado, en algunas zonas el agua es urgente y los milímetros no serían suficientes.

 

Ayer se conoció el informe del USDA y también hubo lógicos recortes para la soja. En este caso bajó la producción de 56 a 54 millones de toneladas.

Fuente: 
Ámbito Financiero
URL fuente: 
http://www.ambito.com