Julio 6, 2018
Lo que pasa en el sector
Por la sequía

Ingresó el primer embarque de soja estadounidense

Se necesita un diferencial adicional de 20 u$s/tonelada para que vuelva a ser viable la importación

Fuente de la imagen: 
ValorSoja.com

Ayer llegó a la terminal portuaria que Vicentín tiene en San Lorenzo (Santa Fe) el primer buque con poroto de soja proveniente de EE.UU. Se trata de un cargamento de 29.310 toneladas.

 

A la fecha el USDA informó que exportadores estadounidenses declararon órdenes de venta de soja 2017/18 (con embarque posterior al 1 de septiembre de 2018) a la Argentina por 430.000 toneladas y de soja 2016/17 por 60.000 toneladas.

 

A diferencia de la soja ingresada de Paraguay, la proveniente de EE.UU. debe abonar un derecho de exportación extrazona del 8,0% sobre el valor FOB (por tratarse de una importación realizada por fuera del Mercosur). Y también un flete marítimo que actualmente se encuentra en torno a 28 u$s/tonelada.

 

Considerando un valor FOB actual de referencia de 331 u$s/tonelada para el poroto estadounidense versus un FOB argentino de 365 u$s/tonelada, aún resta generar un diferencial de unos 20 u$s/tonelada para que puedan volver a arbitrarse ambas posiciones, es decir, para que pueda ser nuevamente viable económicamente la importación argentina de soja originada en EE.UU.

 

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó ayer que la cosecha argentina de soja 2017/18 fue de apenas 36 millones de toneladas versus 54 millones proyectadas al inicio de campaña. Ante ese panorama, en el presente ciclo comercial Argentina deberá importar varios millones de toneladas de poroto de soja de Paraguay, Brasil y EE.UU. para poder cumplir con los compromisos de exportación de harina de soja (Argentina es el primer exportador mundial de ese producto clave para la cadena alimentaria global).

 

El ingreso de soja de tales orígenes también es necesario para corregir el bajo tenor proteico del poroto local (de hecho, el FOB brasileño actual, según valores de referencia publicados por International Grains Council, es de 382 u$s/tonelada, 17 u$s/tonelada por arriba del FOB argentino, debido al mayor valor proteico).

 

En los primeros cinco meses de 2018, según los últimos datos oficiales publicados por el Indec, ingresaron a la Argentina 2,42 millones de toneladas de soja, la mayor parte de los cuales provinieron de Paraguay. En el mismo período de 2017 se habían importado 936.318 toneladas del producto.

 

Al tratarse de una operación comprendida en el régimen de admisión temporaria, la normativa vigente permite deducir el costo total de importación del poroto de soja (CIF + aranceles) de la base imponible resultante de la venta externa de aceite, biodiesel y harina de soja (de manera tal que la retención sólo se aplica sobre el agregado de valor local y no sobre el insumo importado.

 

Luego de que el pasado 15 de junio el presidente de EE.UU. Donald Trump ratificara la imposición de un arancel del 25% a un extenso listado de artículos tecnológicos provenientes de China, el gobierno de la nación asiática anunció que aplicaría un arancel equivalente a un conjunto de bienes estadounidenses, entre los cuales se encuentra el poroto de soja.

 

Tal evento, en términos comerciales, será equivalente a la imposición de una suerte de “retención” a la soja estadounidense, sólo que, a diferencia de lo que sucede en la Argentina –donde el impuesto es cobrado por el propio Estado–, en este caso será percibido por otra nación (China).

Fuente: 
ValorSoja.com
URL fuente: 
http://www.valorsoja.com/